miniextiercol

Fertilizante de ideas

Las flores más bellas nacen en los terrenos más áridos. Como las ideas, en los contextos de mayor dificultad surgen las propuestas más frescas. El componente esencial no se encuentra en complicadas fórmulas que la ciencia trate de descifrar, sino en los residuos. Lo que desecha la materia por no serle útil es recogido como fuente de energía para otros elementos, completando el equilibrio cíclico de la naturaleza. Así, en una pequeña localidad de la comarca del Guadalteba, en Málaga, surge un proyecto que trata de ser abono para un proceso de reconstrucción social desde el medio rural: EXTIÉRCOL (Experiencias en Tierras Colectivas).

De la Asociación Juvenil “El Peñoncillo”, en la localidad de Cuevas del Becerro, nace esta propuesta consistente en aprovechar unos terrenos públicos para “rejuvenecer” el trabajo en la agricultura como una salida posible a la falta de empleo, además de una forma de concienciar sobre el consumo, los recursos y las desigualdades de un sistema económico que acorrala cualquier propuesta de apoderamiento de los medios naturales.

Su propuesta aúna formación, integración e innovación. Algunos de ellos vienen de estudiar en la universidad, y ahora tratan de encontrar la conciliación entre estos dos mundos tan distantes como es la burbuja académica y la realidad rural. A través de su proyecto están realizando encuentros de jóvenes rurales “para labrar un futuro digno en los pueblos”, como rezaba el título de una de estas jornadas. Y es que muchos de éstos jóvenes en los últimos tiempos se han tenido que exiliar forzadamente por falta de posibilidades en sus lugares de origen. Desde Extiércol se busca revertir esta corriente, y así, tratan de crear espacios en los que se pueda desarrollar un tejido laboral que, al menos, dé la oportunidad de elegir a aquellos que quieran quedarse en sus pueblos.

desde Extiércol se trata de dar la oportunidad de elegir a los jóvenes la posibilidad de quedarse en sus pueblos

Dando ejemplo de buena organización, carecen de jerarquías y todas las decisiones se toman de forma asamblearia. Incluso el tiempo de trabajo se reparte según las posibilidades de cada uno, teniendo en cuenta otras responsabilidades laborales, para que todos los que participan mantengan vivo el proyecto. Además, no sólo los jóvenes participan de sus talleres y cursos, sino todo tipo de personas, incluso mayores, que se interesan por estos nuevos hábitos que, casualmente, se parecen mucho a lo que su sentido común les llevaba hacer antes del “boom” químico.

El impulso a esta idea fue el acceso a una financiación de 5.000 euros por el programa europeo Youth In Action (Juventud en acción), que les permitió arreglar un invernadero en desuso y poner en funcionamiento los pilares de esta idea. Sin embargo, ese dinero sólo les ha permitido dar los primeros pasos y todavía queda mucho trabajo por hacer. Ahora mismo pueden mantenerse a través de una financiación propia, a través de algunas ventas que realizan en su propio establecimiento, de las que su producto estrella es el biofertilizante. Además, ofrecen  productos ecológicos sin intermediarios, con lo que desaparece el sobrecoste de los mercados, proponiendo para los locales una alternativa barata casi al par de las grandes superficies, pero con una calidad incomparable.

Con estos ingresos ahora mismo pueden mantener el proyecto, aunque su objetivo pasa por conseguir un germen de puestos de trabajo para los jóvenes de las zonas rurales y así impedir el éxodo masivo al extranjero. “Lo más revolucionario hoy en día es quedarte en tu pueblo a vivir”, afirma Cristóbal, uno de los integrantes del proyecto que podréis conocer mejor en este primer vídeo. Esperamos que os guste.

Iván Ruíz / Arturo Triviño


.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>